Ingeniería Inversa burgalesa: internacional, eficiente y sostenible (El Correo – Innovadores)

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
ingeniería inversa

«Téciman, una empresa burgalesa de Ingeniería y Metrología 3D, se adentra en la ingeniería inversa pudiendo de esta forma crear piezas para máquinas, también para las que ya no hay repuestos» así comienza el artículo publicado por el El Correo, en el apartado Innovadores.

Hoy ha visto la luz el artículo en el que Iñigo Moreno, director comercial y marketing de Téciman, y María Merino, redactora de El Correo, han colaborado desvelando todas las ventajas y aplicaciones de esta tecnología. Noticia completa a continuación:

En este increíble mundo de la innovación tecnológica, la ingeniería inversa emerge como una herramienta invaluable para abordar el desafío de la sostenibilidad. En lugar de relegar productos obsoletos al olvido, la ingeniería inversa permite desentrañar sus componentes y recrear piezas que ya no se fabrican, y de las que ni siquiera se tienen medidas, o fichas técnicas. Este enfoque ingenioso no solo prolonga la vida útil de los productos, sino permite actualizarlos, y reduce la necesidad de fabricar nueva maquinaria, contribuyendo así a un mundo más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

Téciman es una empresa burgalesa multidisciplinar, innovadora y con alcance internacional, cuyo último proyecto se centra en este campo. Íñigo Moreno, director comercial y de Marketing de Téciman, nos acerca las claves para conocer mejor sus soluciones en este campo tecnológico.

Según explica Moreno, Téciman nació en el año 1991 centrando sus esfuerzos en la Consultoría Industrial y Metrología 3D para dar respuesta a las exigentes necesidades del sector. Tras un breve periodo de tiempo, se posicionó como empresa referente en el campo de las Máquinas de Medición por Coordenadas (MMC) y Medición 3D. Las capacidades de medición de Téciman crecieron exponencialmente, innovando su Laboratorio de Metrología con las tecnologías más avanzadas. Actualmente, su equipo está formado por más de 70 personas expertas en diferentes campos.

Tras más de 30 años, esta compañía burgalesa comprende tres unidades de negocio, como son Metrología 3D, Proyectos de Ingeniería y Outsourcing de Ingeniería.

Respecto a la Metrología 3D, Moreno señala que son expertos en la calibración ENAC, retrofit y mantenimiento de Máquinas de Medición por Coordenadas. Poseen un amplio catálogo de Máquinas Tridimensionales Coord3 y Renovadas, estas últimas actualizadas por sus propios técnicos. Disponen de equipos de medición y metrólogos expertos en diversos softwares (Metrolog, Polyworks, PCDMIS, Cosmos, TouchDMIS, …) y sistemas (con o sin contacto), acostumbrados a prestar servicio en diferentes sectores de actividad.

En la unidad de Proyectos de Ingeniería se encargan de la gestión, desarrollo y ejecución de proyectos de ingeniería, partiendo de las especificaciones del cliente, para entregar un proyecto final totalmente óptimo, funcional y de calidad. Cuentan con una amplia experiencia en Automatización Industrial, Diseño y Simulación, Máquinas Especiales y Utillajes y Maquetas de Control.

En cuanto al Outsourcing de Ingeniería, Moreno afirma que se integran en la estructura de cada proyecto aportando las capacidades específicas de ingeniería que se requieren en el mismo. Cuentan con experiencia en sectores muy dispares como son el Ferroviario, Energético, Automovilístico, Aeroespacial, Defensa e Industrial.

Su último proyecto, el de ingeniería inversa, ha sido posible gracias a la colaboración entre sus áreas de Proyectos de Ingeniería y Metrología 3D.

La ingeniería inversa es la mejor solución cuando se necesita replicar una pieza, pero no se disponen de planos para hacerlo. Es decir, cuando no existe un CAD previo o es insuficiente, apunta Moreno.

El proceso de creación de un componente gracias a la ingeniería inversa consiste en escanear la pieza obteniendo una nube de puntos para crear un modelo poligonal (en formato ‘stl’) que comprenda la ‘piel’ de la pieza o superficie.

A partir de esta nube de puntos, se trabaja desde el área de diseño para convertirlo en un sólido que pueda ser editado con los software de CAD (Solidworks, Inventor, Catia…). Una vez obtenido, este modelo 3D sirve para crear los planos 2D de fabricación.

La pieza en cuestión se puede replicar en cualquier tipo de material, señala Moreno, ya que lo que se obtiene al final del proceso es un diseño CAD, que es independiente del proceso de fabricación a usar. Puede ser utilizado para reproducirlo en una impresora 3D, en un centro de mecanizado, en la creación de un molde para fundición o inyección, etc. Por lo que este proceso goza de un final con una versatilidad aplicable a infinidad de máquinas.

Las aplicaciones son diversas; una de ellas es crear modelos CAD de piezas o componentes existentes, esta es útil para la fabricación de piezas de repuesto o para la mejora del diseño de un componente. Otra es la de analizar y mejorar el diseño de un componente obteniendo información detallada sobre su diseño y funcionamiento. Ayuda a identificar posibles problemas y mejorar el diseño del componente. También se utiliza para actualizar o reemplazar piezas obsoletas no disponibles en el mercado. La ingeniería inversa puede ser utilizada para recrear estas piezas obteniendo repuestos funcionales.

Y por último, este proceso puede crear modelos de herramientas para la fabricación de piezas o componentes relacionados.

El equipo de la empresa reconoce plenamente el inmenso ahorro y la notable eficiencia que conlleva la capacidad de actualizar componentes obsoletos dentro de sistemas y maquinarias. Esta práctica no solo proporciona una nueva vida a equipos que de otro modo podrían acabar en el desguace, sino que también representa una contribución significativa a la sostenibilidad industrial y al cuidado del medio ambiente.

En este contexto, una parte fundamental de la labor de Téciman se centra en la modernización integral o retrofit de máquinas de medición tridimensional. Al enfocarse en la actualización de la parte electrónica, se transforman estas máquinas, ofreciendo soluciones con el mismo estándar de calidad y garantía que una máquina completamente nueva. Moreno señala que este enfoque no solo prolonga la vida útil de los equipos, sino que también reduce la generación de residuos y promueve una gestión más responsable de los recursos industriales, al tiempo que se maximiza el retorno de inversión para cada cliente.

Actualmente, Téciman está llevando a cabo un enfoque más robusto en el desarrollo de proyectos de automatización. En el ámbito del control de calidad, por ejemplo, están utilizando escáneres 3D para inspeccionar de manera automatizada, mediante robots, que las piezas fabricadas cumplen con los estándares establecidos en el diseño, según afirma Moreno. Asimismo, están realizando mejoras en las líneas de fabricación, mediante la incorporación de automatismos y la actualización a tecnologías más modernas y soluciones más eficientes.

Otros artículos

Ingeniería Inversa – proceso y aplicaciones

¿En qué consiste la Ingeniería Inversa? La ingeniería inversa es la mejor solución cuando se necesita replicar una pieza, pero no se disponen de planos para hacerlo. Es

(...)

Evolución de las Máquinas de Medición Tridimensional

Desde los años 60, las Máquinas de Medición por Coordenadas (MMC) han evolucionado enormemente, pasando de simples dispositivos mecánicos a sistemas altamente sofisticados. Estas herramientas

(...)

Equator ¿Qué es y qué ventajas aporta?

¿Qué es el Equator? Equator es un sistema de control dimensional por comparación para taller. Este calibre destaca por la capacidad de controlar el proceso

(...)